top of page
  • mnwodnik

Cómo cambia la vida después de la muerte de un hijo

Actualizado: 1 abr

¿Qué nombre se nos da cuando llega la muerte de nuestros padres? Huérfanos. ¿Qué nombre se nos da cuando la muerte “nos arrebata” a nuestro compañero de vida? Se nos llama viudos. Que curioso que el término para viuda en japonés es “miboujin”, que significa que aún no está muerta. ¿Cómo condiciona este guion una imagen pasiva y dependiente?


Cómo cambia la vida después de la muerte de un hijo
Cómo cambia la vida después de la muerte de un hijo

Pero ¿qué sucede cuando la pérdida implica la esencia misma de nuestra existencia, cuando fallece un hijo, cuando nos es arrebatado quien nos precede, la vida que hemos amado y cuidado incondicionalmente? Ahí es donde encontramos más sentido en aplicar el término “quien aún no está muerta”.SHJOl, una palabra que encapsula el dolor más profundo, el vacío más abismal: la muerte de un hijo. Llevar la etiqueta de SHJOl es adentrarse en un territorio desconocido, donde cada día es una batalla contra la añoranza de quien se fue, una lucha constante por encontrar un sentido en una realidad que desafía cualquier comprensión. ¿Cómo vivir sin nuestro hijo?


Nos preguntamos si alguna vez seremos capaces de llenar el vacío dejado por su ausencia, si algún día podremos reconciliarnos con la vida que continúa sin ellos. Ser SHJOl es enfrentarse a nuestros propios límites emocionales, sumergirnos en un océano de dolor y desesperación. El fallecimiento de un hijo es un acontecimiento devastador que sacude los cimientos de cualquier familia. La pérdida de un ser tan querido y vulnerable trae consigo un torbellino de emociones abrumadoras y un profundo vacío que parece difícil o imposible de llenar. Desde mi experiencia como psicóloga clínica, me atrevería a decir que no conozco un sufrimiento mayor. Es por eso, por lo que he escrito una trilogía sobre este tema, abordándolo desde el duelo anticipado, ya que la joven protagonista de esta novela padece una enfermedad rara y terminal.



La vida tras la muerte de un hijo
La vida tras la muerte de un hijo


En “Detrás del arcoíris. La superación”, “Detrás del arcoíris. La joya interior” así como en el volumen III, acompañamos a la familia compuesta por Maya, Nicolás, Sara y la abuela Nona en un viaje épico. En esta obra no se trata de saber más, sino de dar lo que tenemos y aprender a recibir lo que la vida nos ofrece cuando abrimos al amor de verdad; el amor que nos transforma para transitar del dolor por la pérdida a vivir una vida con sentido. 


En este artículo, exploraremos cómo cambia la vida tras la muerte de un hijo, abordando los siguientes temas:


DURACIÓN DEL VIAJE DEL DUELO DESPUÉS DE PERDER A UN HIJO

No hay un marco de tiempo para el duelo, y no ocurre en etapas predecibles. El duelo por la pérdida de un hijo es un proceso largo y doloroso, que requiere tiempo, paciencia y compasión consigo mismo. El duelo es experimentado de manera única por cada persona y viene y va de diferentes maneras con el tiempo y los propios cambios del sistema familiar o de cada uno de los padres, los hermanos, los abuelos. Podemos visualizar este duelo como un camino sinuoso lleno de baches que a veces causa retrasos y a veces se siente suave. A medida que la familia atraviesa este camino, puede experimentar cambios profundos en su perspectiva de la vida, sus valores y sus prioridades. El tiempo será el aliado que les impulse a enfrentarse a preguntas existenciales sobre el sentido de la vida, la justicia del universo y la naturaleza del sufrimiento humano.


REACCIONES COMUNES AL DUELO

La familia se enfrenta a una montaña rusa emocional, pasando por momentos de shock, negación, ira, tristeza profunda y culpa. Este dolor es único y complejo, y cada persona lo vive de manera diferente, según su historia personal de pérdidas, su relación con el hijo fallecido, su sistema de creencias, sus apoyos y su cultura. Después de la pérdida de un hijo, es normal experimentar una amplia gama de emociones, incluyendo desesperación, tristeza, ira y anhelo. Estos sentimientos serán más dolorosos inicialmente durante la fase de duelo agudo. Con el tiempo, sin embargo, las emociones más difíciles asociadas con el duelo se volverán más fáciles y existirán en segundo plano en lugar de ser absorbentes.

  • Confusión

  • Shock o sensación de entumecimiento

  • Ira o rabia

  • Negación

  • Tristeza abrumadora

  • Sentir que no puedes continuar

  • Sentirte culpable o preguntarte si podrías haber hecho algo

  • Incapacidad para funcionar o completar tareas diarias

  • Ideación suicida


Además, el duelo por la pérdida de un hijo puede tener un impacto profundo en las relaciones familiares y sociales. Algunas familias se unen aún más en su dolor, fortaleciendo los lazos familiares y encontrando consuelo en el apoyo mutuo. Sin embargo, otras familias pueden enfrentarse a conflictos y tensiones, ya que cada miembro de la familia lidia con la pérdida de manera diferente.


AYUDA PARA PADRES QUE ESTÁN DE LUTO

Para muchos padres en duelo, es natural querer aislarse de los demás durante el duelo, especialmente aquellos que traen recuerdos de la muerte. Es doloroso responder preguntas de otros, pasar por experiencias diarias normales sin tu hijo, hablar sobre ti mismo como un padre que perdió un hijo y ver a sus compañeros de clase crecer.

Es importante buscar apoyo mientras se estás de luto por la pérdida de un hijo. Ya sea ayuda profesional o basada en grupos de apoyo. Toma impulso y pide ayuda hasta que encuentres aquella que resuena contigo. Buscar apoyo puede ayudarte a darle sentido a la pérdida y trabajar a través de las partes más difíciles del duelo.


PSICOTERAPIA

Para muchos padres, perder a un hijo puede ser tan difícil de manejar que el duelo se vuelve complicado en lugar de avanzar hacia una manera de integrar la pérdida. A veces, es útil hablar con un psicólogo especialista en duelo para trabajar a través del proceso de duelo.


Especialmente cuando

  • el duelo no se integra naturalmente con el paso del tiempo y permanece intensamente presente y disruptivo, imposibilitándote tu actividad diaria

  • el duelo es muy reciente y extremadamente doloroso

  • provoca enfermedades mentales como depresión, ansiedad severa u otros sufrimientos


GRUPOS DE APOYO y DEATH CAFÉ

A través de grupos de apoyo, los padres en duelo pueden reunirse con otros que están pasando por circunstancias similares. Saber que otros están experimentando el mismo dolor puede brindar consuelo. Compartir estrategias de afrontamiento para ayudar a otros puede darle un sentido de propósito al duelo. También puedes encontrar consuelo en los Death Café, una propuesta para hablar de forma respetuosa sobre el proceso de morir.


EXPLORAR ESTOS CONSEJOS DE AUTOAYUDA PARA ABORDAR CÓMO CAMBIA LA VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE DE UN HIJO

  • No ignorar tus sentimientos

  • Pedir lo que necesitas

  • Involucrarte en algo que te gusta o gustaba

  • Honrar a tu hijo

  • Reconocer las necesidades de los hermanos sobrevivientes

  • Adquirir más conocimientos de cómo abordarlo leyendo, asistiendo a conferencias, etc.

Plantearte estas cuatro preguntas

  1. ¿Quién soy?

  2. ¿Quién era?

  3. ¿Quién no voy a volver a ser?

  4. ¿Quién puedo llegar a ser?


Este viaje de duelo puede ser desgarrador, pero con el tiempo y el apoyo adecuados, es posible encontrar esperanza y sanación. 


Muchos padres encuentran una fuerza interior que nunca supieron que tenían. Descubren una capacidad de resiliencia asombrosa y un deseo profundo de honrar la memoria de su hijo, transformando su dolor en acciones significativas. Pueden dedicarse a obras benéficas, fundar organizaciones en memoria de su hijo, escribir un libro que ayude a otros o simplemente buscar formas de ayudar a otros que están pasando por situaciones similares. Recuerda que no estás solo y que buscar ayuda es un paso valiente hacia la recuperación. Puedes apoyarte en mi libro "Detrás del arcoíris La superación" para tomar ideas, abrir la mente y el corazón sobre cómo abordar tu viaje. En sus párrafos, entre música y poemas conocerás el recorrido por el tunes del duelo de Maya, Nicolás, Nona y Sara. Averiguarás cómo la psicoterapia les ayuda a navegar la incertidumbre y transmutar el sufrimiento en dolor.




38 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια


bottom of page