top of page
  • mnwodnik

Cómo explicar la muerte de un ser querido a un niño

Explorar el tema de la muerte de un ser querido con un niño puede ser una de las conversaciones más difíciles que un padre o cuidador enfrenta. Y sin embargo no hay forma de evitarlo. La pérdida de una persona que nos ha querido y que amamos es un momento emocionalmente desafiante para adultos y niños.



Cómo explicar la muerte de un ser querido a un niño
Cómo explicar la muerte de un ser querido a un niño


Además, la dificultad se ve aumentada por nuestro propio duelo, así como por nuestras preocupaciones sobre cómo dar la noticia, qué entenderá nuestro hijo y si sabremos responder a sus preguntas sin estimular más su daño. Nada hará que nos resulte fácil hablar con nuestro hijo sobre la muerte de un ser querido. Pero hay algunas pautas que podemos seguir que nos ayudarán a explicar lo que ha sucedido de manera compasiva, comprensible para ayudar al niño a comprender y procesar las emociones que le afligen. Es importante adaptarlas a la edad, el desarrollo y las circunstancias que rodearon el fallecimiento de este ser querido. Puedes preguntarle al niño qué sabe y qué entiende, luego sigue sus pasos.



1. SER CLARO explicando la muerte de un ser querido a un hijo

Cuando hables con tu hijo sobre la muerte, es importante ser claro y específico en tus explicaciones, utilizando un lenguaje apropiado para su edad. Evita utilizar eufemismos vagos que puedan generar confusión. Por ejemplo, en lugar de decir que la persona se ha "ido", explica que han muerto y lo que eso significa.


2. SER HONESTO Y ESTAR ABIERTO A LAS PREGUNTAS

La honestidad es fundamental al hablar sobre la muerte con un niño. Si bien es importante proteger su inocencia, también tienen curiosidad. Le ayudará que seas honesto y respondas a sus preguntas con sinceridad. Puedes prepárate para abordar cualquier pregunta que pueda tener, utilizando un lenguaje claro y tranquilizador.


3. MANTENER UNA COMUNICACIÓN ABIERTA Y CONTINUA

Hablar sobre la muerte no es una conversación única. Es importante seguir hablando sobre el tema y estar disponibles para responder preguntas adicionales que puedan surgir en el futuro. Puedes también plantear preguntas tú de forma genérica y que fomenten el diálogo sobre lo que es difícil de hablar. Esta comunicación respetuosa con sus ritmo le ayuda a que procese su duelo y comprenda mejor lo que está sucediendo.


4. HACER ESPACIO PARA LAS EMOCIONES

Es fundamental permitir que el niño exprese sus emociones, ya sea tristeza, confusión, ira, culpa o cualquier otra cosa que esté sintiendo. Validar sus sentimientos y proporcionar un entorno seguro donde pueda expresarse libremente le ayuda a abordar el duelo y fortalece la relación entre vosotros.


5. DEJAR QUE EL NIÑO TOME DECISIONES

¿Crees que el niño debe de participar los rituales en torno al fallecido? No queremos obligar a un niño a hacer algo que no quiera hacer. Puedes decirle al niño lo que está a punto de suceder y permitirle elegir cómo y si participar, así como con quien se sentiría más cómodo.


6. INTENTAR NO PROYECTAR TUS EMOCIONES EN TUS HIJOS

¿Alguna vez has estado en un tanatorio donde los adultos están llorando y abrazándose mientras los niños pequeños ríen y juegan cerca? Puede ser impactante, y sin embargo es una respuesta comprensible y natural para los niños. No podemos esperar que los pequeños sepan o entiendan todo lo que nosotros sentimos, pensamos o cómo actuamos,  incluidas las señales sociales y las respuestas emocionales. Menos aun debemos proyectarlas en ellos y exigir que se asemejen a nosotros. Esto no quiere decir que no nos vea llorando incluso tiempo más tarde del fallecimiento, si les explicamos de donde viene la tristeza. Le mostramos que es normal sentir y expresar una variedad de emociones.


7. BUSCAR APOYO PROFESIONAL SI ES NECESARIO

A veces, el duelo puede ser abrumador tanto para el niño como ti o para el cuidador. En esos casos, buscar ayuda de un profesional de la salud mental puede ser beneficioso. Un psicólogo especializado en duelo puede proporcionar estrategias adicionales para manejar el duelo y ofrecer apoyo emocional tanto al niño como al cuidador.


8. RECONOCER Y RESPETAR LAS CREENCIAS RELIGIOSAS Y ESPIRITUALES

Si tu familia tiene creencias religiosas o espirituales, es importante integrarlas en las conversaciones sobre la muerte. Esto puede proporcionar consuelo y significado adicional al proceso de duelo. Respetar y honrar las creencias de la familia contribuye a un enfoque más holístico y compasivo para atravesar el túnel del duelo y abordar la muerte.


9. FOMENTAR EL RECUERDO Y LA CELEBRACIÓN DE LA VIDA

Además del afrontamiento emocional es necesario profundizar en la conexión vital. Recordar los buenos momentos, compartir historias y realizar actividades en honor al difunto puede ayudar a mantener viva su memoria y brindar consuelo durante el proceso de duelo. Y también es importante celebrar la vida conectando con la esperanza y proyectos a futuro que enriquezcan la vida del niño y le ilusionen


10. OBSERVAR SUS PATRONES DE SUEÑO, ALIMENTACIÓN Y ESTUDIO

Si bien después de una pérdida, es natural que los niños expresen su tristeza, es importante vigilar los cambios y sus hábitos para asegurarte de que estas respuestas no continúen indefinidamente. 


11. HAZ QUE SE SIENTAN SEGUROS

Cuando alguien fallece en circunstancias trágicas o violentas, puede ser aún más difícil entender qué decirles a los niños. Tememos por su sentimiento de inseguridad mientras queremos que se sientan protegidos.


Por eso es importante dialogar con el niño las maneras en que sí está seguro y las maneras en que continuamos tratando de mantenerlos seguros.


¿Cómo has abordado el tema de la muerte con tus hijos o los niños a tu cargo? 

También sabemos que los niños son increíblemente resistentes. Si hacemos nuestro mejor esfuerzo para apoyarlos antes, durante y después de una pérdida, es probable que la aborden de una manera positiva y esto les ayude en situaciones de pérdida futuras.


Esperamos que esta guía te haya proporcionado herramientas útiles para hablar sobre la muerte con los niños y apoyarlos en su proceso de duelo. Recuerda que cada niño es único y puede necesitar un enfoque personalizado. Mantén la empatía, la paciencia y el amor mientras navegas por este difícil momento. ¿Quieres explorar en más profundidad cómo abordar la pérdida, comprender tus sentimientos y tomar decisiones que os beneficien a ti a tu hijo, o al niño que te preocupa? Estoy aquí para ayudarte en este viaje hacia la sanación y el crecimiento emocional.




18 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page